Sobre mí

Mi llegada a la terapia Gestalt fue casi por “causalidad”, en medio de uno de esos momentos de vacíos interiores, crisis existenciales y cambios fuertes. Fue entonces cuando inicie un proceso de terapia individual. La terapia me fue aportando herramientas nuevas que no sabía que tenía, aprendí a tener otra mirada más compasiva y de aceptación hacia mi pasado y hacia mí misma. A raíz de trabajar mi biografía familiar observé los patrones con los que había crecido siempre y fuí observándolos y aceptándolos. Y fue entonces como aprendí a mirar desde otro lado y a iniciar un “darme cuenta”. La terapia individual me ayudó a tener una actitud y una mirada distinta hacia mi pasado, eso es lo que me ayudó a mantenerme en el presente de una manera nueva. Gracias al acompañamiento terapéutico pude experimentar y aprender otros patrones de relación y también aprendí a tener mis propios puntos de apoyo.

Poco a poco fui profundizando cada vez más en la terapia combinándolo con talleres grupales de tipo vivencial y gestáltico que me ponían delante mi forma de relacionarme con los demás que al final es la forma en la que nos relacionamos con nosotros mismos.

La terapia me ayudó a crear pautas nuevas en mi trabajo como profesora de Música de Secundaria, un oficio al que llegué para probar y en el que sigo por vocación. Poco a poco me di cuenta de que me había reinventado. A raíz de seguir profundizando en la Gestalt fui resonando con esta terapia que al final resultó ser una forma de vida y es entonces, cuando decido formarme como terapeuta Gestalt en la EMTG ( Escuela Madrileña de Terapia Gestalt).

Una vez terminada mi formación como terapeuta, me reconozco con una parte nueva y decido entonces acompañar a pacientes a través de la terapia tanto individual como grupal. En la actualidad compagino esta labor con mi trabajo como profesora de Secundaria en Madrid en la educación pública.

L a Música siempre ha formado una parte muy importante dentro de mi proceso personal, así en mis ratos libres soy cantante de rock.

 

Gracias a mis padres que me dieron la vida, sin ellos no estaría aquí.

Gracias Reme Montero, mi terapeuta , agradecida siempre.

Gracias a la familia que he formado,…gracias…

 

frase 1